Capacitación

Siempre que se adquiere un nuevo software, es recomendable garantizar que sea explotadas todas sus propiedades para minimizar el plazo de retorno de inversión y que la compañía se beneficie operativamente en los procesos y reglas de negocio implementados. 

La capacitación tecnológica tiene dos vertientes: funcional y técnica.  Con la primera se conoce el alcance del producto y se mapea contra la operación de la empresa;  con la segunda se refuerzan los conocimientos de la arquitectura que soporta el producto, sobre todo tratándose de productos complejos como los ERPs, para lograr una independencia a nivel sopotre técnico y funcional del software instalado.

Local (55) 5250 5904    

Capacitación

Siempre que se adquiere un nuevo software, es recomendable garantizar que sea explotadas todas sus propiedades para minimizar el plazo de retorno de inversión y que la compañía se beneficie operativamente en los procesos y reglas de negocio implementados. 

La capacitación tecnológica tiene dos vertientes: funcional y técnica.  Con la primera se conoce el alcance del producto y se mapea contra la operación de la empresa;  con la segunda se refuerzan los conocimientos de la arquitectura que soporta el producto, sobre todo tratándose de productos complejos como los ERPs, para lograr una independencia a nivel sopotre técnico y funcional del software instalado.